La provincia invirtió $452 millones para la adquisición de insumos y contratación de servicios.


San Juan sigue siendo una de las pocas provincias argentina sin confirmar casos positivos de coronavirus. Sin embargo las autoridades provinciales trabajaran en un plan de contingencia sanitaria ante un eventual brote que podría afectar, según las cifras que manejan en el Ministerio de Salud, a unas 38 mil personas. En este sentido iniciaron el acondicionamiento de hoteles y polideportivos, en caso que los hospitales colapsen. También invirtieron $452 millones para comprar insumos, como 140 respiradores, y contratar servicio.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, en la provincia el Hospital Guillermo Rawson es el principal centro de salud y es el que tiene la mayor especialización y tecnología. Allí justamente irán los pacientes de gravedad y los respiradores, un instrumento clave debido a que el virus Covid-19 produce neumonía y graves problemas respiratorios.

Desde Salud Pública señalaron que ya hay 90 respiradores, pero para enfrentar la posible mitigación del coronavirus compraron 140 más. En estos días ya recibieron 15 de ese total y esperan que los ocho proveedores (Tecme, que maneja la marca Neumovet, es uno) entreguen el resto en el lapso de un mes y medio. Con esta compra las autoridades aseguraron que San Juan está “bien equipado” en el caso de que llegue la enfermedad.

La administración local también adquirió descartables (como barbijos y cofias, camisolines, botas y antiparras médicas) y equipamiento adicional (monitores, carros de paro, desfibriladores y sistema de entubación). Además está previsto que parte de los $452 millones se utilice para contratar a enfermeros y médicos, y también personal de limpieza, gastronomía y seguridad.




Comentarios