La víctima tiene 26 años y terminó en el hospital. El agresor, quien violó una restricción perimetral, escapó.


Otro caso de violencia de género conmociona a la provincia de San Juan. Una mujer de 26 años -no se publica su nombre para preservarla- fue brutalmente golpeada por su ex pareja el viernes en la tarde, delante de sus dos hijos. El sujeto ya había sido denunciado por la víctima y hasta tenía prohibido acercarse a ella, sin embargo esto no le impidió atacarla una vez más con golpes de puños y hasta con un palo. Los vecinos evitaron lo peor.

Esto es lo que ocurrió en una vivienda de la localidad de Santa Lucía. Según contó Rosa, la madre de la chica agredida, el sujeto llegó ebrio al domicilio y comenzó a insultarla, para luego golpearla ferozmente. Fue tal la paliza que los vecinos escucharon los gritos de la víctima y se acercaron para auxiliarla. Allí estaba Tovares y su mamá, identificada como Silvia Pérez, quien según los testigos habría sido cómplice de la aberrante escena.

Esa mujer estaba ahí adentro y él seguía pegando a mi hija. Esta señora no quería abrir la puerta y tuvieron que romperla para entrar a ayudar a mi hija”, denunció la madre de la mujer golpeada. Rosa señaló que además de la ex suegra de su hija, los dos pequeños de 1 y 3 años también habrían presenciado la golpiza. “Es un loco y violento. Siempre se emborracha y la amenaza que la va a matar. Mi nieto me contó que le pegó piñas, patadas y con un palo de escoba. La dejó tirada en el piso”, agregó.

Gabriel Tovares, el sujeto acusado de la brutal golpiza.

Los vecinos evitaron lo peor y salvaron a la mujer, quien fue trasladada –con fractura de tabique y moretones en todo el cuerpo- al Hospital Guillermo Rawson. No es la primera vez que es atacada ferozmente por su ex pareja, de hecho ya lo denunció en otra oportunidad y como consecuencia el hombre pasó dos meses al Penal de Chimbas. “Ella lo denunció como veinte veces, pero igual venía y se metía a la casa. La amenazaba, le pegaba y le decía que si no estaba con él, no le iba a dar plata para mis nietos. Hace lo que quiere. Y mi hija vive con miedo. Mi hija va a terminar muerta si continua todo esto”, dijo la madre.

Tovares, luego de golpear y amenazar de muerte a la madre de sus hijos, escapó en su moto. Ahora es intensamente buscado por la policía. El agresor sería sobrino de un conocido dirigente gremial provincial, publicó Tiempo de San Juan.




Comentarios