Rocío tenía 18 años y padecía cáncer desde 2019. Su historia y ganas de vivir inspiraron a cientos de jóvenes.


Tras luchar con todas sus fuerzas contra la leucemia, Rocío Aguirres falleció este miércoles en la provincia de San Juan. Se trata de la joven de 18 años que se convirtió en un ejemplo de lucha y entereza para cientos de personas. A través de las redes sociales mostraba cómo daba pelea y al mismo tiempo disfrutaba cada día como si fuera el último. Su historia conmovió a toda una provincia.

A la joven le diagnosticaron cáncer en 2019, cuando cursaba el último año de la secundaria y en su cabeza no había otra cosa que el baile y viaje de egresados. Aquella alegría por finalizar los estudios se vio casi opacada por los tratamientos que tuvo que soportar para combatir la enfermedad.

“Mi vida cambió demasiado ya que de un día para el otro fue encontrarme con un mundo diferente, estar encerrada, llevar adelante dietas y otras cosas más”, había contado en una entrevista a Diario Huarpe.

La joven y su novio.

Sin embargo Rocío supo reponerse ante el dolor, no se dio por vencida y empezó a ver la vida con mucho más optimismo. En este sentido se animó a compartir nuevas aventuras y experiencias con familiares, amigos y compañeros del Colegio Andacollo. Además comenzó a bailar, su pasión desde que era niña, y se mentalizó que quería ser enfermera.

“En el hospital, estando internada encontré mi profesión, quiero estudiar enfermería. Sé lo que es estar mal e internado, y yo quiero ayudar a los demás a que salgan de eso porque sí se puede. Antes no tenía pensado qué estudiar, pero en el hospital lo encontré”, decía ilusionada la joven.




Comentarios