Los niños se disfrazan para conmemorar a los santos de la Iglesia Católica. El festejo contra Halloween se instala.


En San Juan, cada vez crece más la tendencia de muchos padres que, en lugar de disfrazar a sus hijos de mounstros para Halloween, los disfrazan de santos para festejar el “Holywins”. Así se denomina el evento que nació en la diósecis de Alcalá, en Henares, Madrid, España, pero que muchos sanjuaninos tomaron como propia. Con juegos y disfraces, los niños recuerdan y festejan a las vidas de los santos que fueron referentes en la Iglesia Católica.

En los últimos años se ha notado mucho el crecimiento de la demanda para Holywins y no así para Halloween, que se ha estancado bastante”, explicó Ariana Fuentes, propietaria de un local de disfraces de la provincia, a Diario Huarpe. Según la comerciante, José, María o San Francisco son los favoritos de los sanjuaninos, mientras que también compran mucho para la fecha, aureolas o alitas para disfrazarse de ángeles. Los disfraces de mounstros, en cambio, siguen siendo comprados pero para fiestas privadas.

El papel que jugaron los colegios privados, católicos, de la provincia cuyana también tuvo mucho que ver porque hasta instituyeron un día en que los pequeños van disfrazados de santos, predicando la vida y obra por los distintos cursos. Además, también hay intercambio de dulces, como en Halloween, o de alimentos no perecederos.

En la Catedral de San Juan, por ejemplo, desde el año 2013 se convoca a niños y niñas que van vestidos de santos y pasean por las escalinatas del lugar, para el 1 de noviembre. Muchas veces, esta “procesión” se trasladaba a la Peatonal de la provincia, donde los menores repartían estampitas a los transeúntes. Si bien el objetivo no era ir contra Halloween, hoy son muchos los sanjuaninos de la comunidad religiosa de la provincia, que encontraron en Holywins, una alternativa para sus hijos.




Comentarios