Después de 48 horas de agonía falleció Braian Ponce, el joven sanjuanino de 17 años que fue atropellado y abandonado en la localidad de Rawson. El chico estaba internado en Terapia Intensiva del hospital Guillermo Rawson después de sufrir traumatismo encefolocaneano. Justo cuando salió a la luz la triste noticia, un efectivo de la Policía de San Juan se entregó en la Comisaría 6ta y brindó un relato dudoso.

El terrible accidente ocurrió en la madrugada del domingo, en intersecciones de calle Jujuy y Salvador María del Carril. Ponce manejaba una moto 125cc cuando fue violentamente embestido por un auto marca Peugeot, de color blanco y vidrios polarizados. El conductor escapó, sin auxiliar al joven que quedó tendido en el pavimento. Fueron los vecinos y transeúntes que pasaron por el lugar quienes dieron aviso de lo sucedido al 911.

Los agentes de la Comisaría 6ta iniciaron una exhausta investigación para dar con el chofer que se dio a la fuga. Gracias a los datos que aportaron los testigos pudieron identificar al conductor, aunque hasta el lunes no habían podido detenerlo.

Sorpresivamente este martes a primera hora un policía que trabaja en la División Bomberos, identificado como Jorge Casibar (29), se presentó en la sede policial por este caso. El hombre contó que pasó por la zona del accidente a la misma hora que Ponce fue atropellado, después de salir de un cumpleaños de 15, y como su auto es de similar características a las que aportaron los testigos del hecho, decidió entregarse. Además aseguró que no sintió ningún golpe en su vehículo.

Tiempo de San Juan publicó que para los investigadores su relato fue dudoso y ordenaron secuestrar su vehículo para constatar si hay marcas en la chapa. También secuestraron su teléfono celular.