José Castillo Patay, estaba detenido en la subcomisaría del barrio 9 de Julio en Orán, y el miércoles por la noche habría aprovechado un descuido del guardia para fugarse. Es intensamente buscado por los efectivos.

Fuentes policiales confirmaron que, además de estar detenido por el delito de lesiones leves, Castillo Patay tiene coronavirus. El pasado 23 de octubre fue trasladado al Centro de Internación Escuela Osvaldo Pos (donde funciona un hospital de campaña para enfermos leves) tras haber dado positivo. Luego regresó a la subcomisaría del barrio 9 de Julio en Orán.

Al parecer, el hombre se habría aprovechado un descuido del guardia que lo custodiaba para escaparse. Representa un peligro porque además de ser una persona acusada de ser violenta es portador de una enfermedad contagiosa y sobre todo porque en el contexto de pandemia. Debería estar aislado.