Se trata de un Tannat de Bodega Colomé de Salta, que obtuvo el puntaje más alto en los Decanter Wine Awards 2020.


Un vino de Bodega Colomé puso a Salta en los más alto del mundo vitivinícola, luego de ser elegido como uno de los cinco mejores vinos del mundo en la última edición de los prestigiosos premios Decanter Wine Awards.

Bodega Colomé

El vino premiado de Colomé es el Tannat Lote Especial 2018. Este obtuvo el máximo reconocimiento, la medalla de platino, además de ser elegido Best In Show, distinción con que se reconoció a sólo 50 vinos de los 16.518 participantes en la cata a ciegas en Londres. Además, de estas 50 etiquetas, sólo 5 alcanzaron el máximo puntaje de 98 sobre 100, y fueron el vino salteño, un español, otro de Estados Unidos y dos de Francia.

Bodega Colomé

La Bodega Colomé, en la localidad de Molinos, es una de las más altas del mundo, y está ubicada en la Ruta Provincial N°53 a 190 kilómetros de Salta. En la bodega, el Tannat es una de las variedades menos cultivadas, uva en la que Uruguay es pionero, pero a la que la altura y clima de Salta parecen sentarle de maravilla.

En Colomé sólo dos hectáreas están destinadas a esta uva, con una producción total de 15 mil botellas del Lote Especial, provenientes de un viñedo ubicado a 2.300 metros de altitud.

“Hacemos una partida limitada porque apuntamos a algo distinto. Fuimos los primeros en tener Tannat a semejante altura, donde hay mucha amplitud térmica entre el día y la noche, lo que permite conservar la acidez y la frescura sin perder concentración”, explicó a Clarín el enólogo responsable de su elaboración, el francés Thibaut Delmotte.

Por la escasa producción, la añada 2018 puede ser difícil de conseguir, aunque, según afirma el enólogo, la 2019 es tan buena como la anterior. Se trata de un vino fuerte por la intensidad de su color oscuro y las lágrimas que tiñen la copa. Pero es un vino que se puede beber inmediatamente o guardar por varios años”, explicó el enólogo.

Bodega Colomé

Por otra parte, el Lote Especial Tannat es un vino accesible que ronda los 700 pesos. Ya que, según explica Thibaut, para ellos es muy importante mantener una buena relación precio-calidad. “Estamos muy orgullosos de ser parte de una tendencia al descubrimiento de otras cepas en Argentina más allá del Malbec. Aunque sea en una franja chica del mercado, siempre hay quienes buscan probar cosas nuevas. No hay que quedarse encerrado en una sola variedad o estilo de vino”, finalizó el experto.




Comentarios