El coronavirus está haciendo estragos en el turismo. Muchas agencias tuvieron que cerrar sus puertas y sus gestores aseguran que en estos seis meses de pandemia no recibieron ningún tipo de ayuda del Estado. Este lunes, los agentes de turismo de Salta se sumaron una caravana nacional en la que pidieron medidas sólidas para sobrellevar su profunda crisis.

Cuando se declaró la pandemia y se suspendió el turismo, el sector asumió que sería uno de los más perjudicados, sin embargo creyeron que recibirían una ayuda concreta de parte del Estado, ya que el turismo es una actividad económica que genera importantes ingresos, en especial en Salta. Hubo medidas pero ellos las consideran insuficientes porque hace meses que están parados. Muchos tuvieron que cerrar sus agencias.

Solicitan que entre en vigencia y se reglamente la Ley de Sostenimiento de la Actividad Turística, también que se otorgue un tratamiento diferencial a esa actividad sobre la implementación de la RG 4815 para los servicios contratados por intermedio de agencias de viajes del país, eximiendo a los productos comercializados por las mismas del gravamen implementado.

Quieren que hasta tanto el turismo se reactive, se otorgue a las empresas que se comprometan a no despedir empleados una ATP del 100%. Y se libere al sector del pago de débitos y créditos bancarios en forma automática y por el término de un año.