Los pobladores de la zona no pueden acceder a este recurso tan vital.


La desigualdad de derechos y el estado de abandono que viven las comunidades del norte de Salta sigue vigente y acentuada por la pandemia. En marzo de este año se anunció la perforación de ocho pozos de agua para asistir a los pueblos de la zona. Incluso Marcelo Tinelli participó de la inauguración de la obra junto al gobernador Gustavo Sáenz. Sin embargo, gente cercana a las comunidades sigue visibilizando la situación. Denuncian que falta agua potable.

El maestro bilingüe del paraje Kilómetro 2, en Santa Victoria Este, Amancio Martínez, aseguró en una entrevista con radio Aries que el año pasado la empresa Eco Suelo perforó pozos durante la gestión del gobernador Juan Manuel Urtubey con financiamiento del presidente Mauricio Macri, y que se obtuvo agua no apta para consumo humano.

Aseguró además que la empresa dejó tanques cisternas en Rivadavia y que están sin usar, cuando sería ideal que puedan extraer agua considerando la importante sequía que padece la zona.

Por su parte, la investigadora de la Universidad Nacional de Salta, Eugenia Flores, aseguró que la pandemia mostró la desigualdad estructural en la comunidades originarias. Agregó que el principal impacto de la pandemia fue en la obtención de alimentos, ya que al estar cerradas las escuelas muchos directores repartieron la comida a las familias a través de bolsones, pero no fue suficiente. 




Comentarios