Tras largas horas de búsqueda, el triste hallazgo se produjo gracias a la colaboración entre la Policía y lugareños.


En la tarde del martes, pasado el mediodía, se produjo el hallazgo del cuerpo sin vida de un joven pescador de 24 años, en las aguas del caudaloso río Pilcomayo.

Un conocido del desafortunado joven alertó a la Policía de la localidad salteña de Santa Victoria Este sobre el accidente: mientras pescaba, la víctima se fue sumergiendo de a poco en una zona cada vez más profunda, hasta que desapareció completamente bajo las oscuras aguas.

La denuncia se produjo a las 16:30 del lunes, y desde entonces la policía local en conjunto con lugareños trabajaron en la zona para dar con el joven desaparecido.

Tras horas de búsqueda, se produjo el triste hallazgo del cuerpo del pescador a solo 50 metros del área donde se reportó su desaparición.




Comentarios