El gobernador de Salta apuntó contra los 600 demorados, los que remarcan los precios, y pidió al presidente la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles.


En un durísimo comunicado, el gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró que endurecerán los controles y exigió a los salteños hacerse responsables de su conducta y no salir a las calles para impedir la propagación del COVID-19, coronavirus, en la provincia.

El mandatario apuntó contra los 600 demorados, las peleas por las jurisdicciones y los comerciantes que remarcan los precios, asegurando que les caerá todo el peso de la ley de no acatar las medidas con responsabilidad, seguridad y solidaridad que demandan estos tiempos de crisis.

“Ya contamos con la vacuna antigripal más de 90 mil dosis para los mayores de 60 y los más vulnerables. A partir del miércoles empezarán a poner las vacunas en los distintos lugares”, aseguró Sáenz.

Acto seguido, endureció el rostro para comunicar con dureza la realidad que vive nuestra provincia en plena crisis por el coronavirus: “También se da cuenta que hay muchos que no tomaron conciencia. Que hay muchos que siguen en las calles. Y si te movés, se mueve el virus, y lo llevás a tu casa.”

“Mi reconocimiento a todo el sistema público y privado de salud, y a las fuerzas de seguridad,” continuó, “mientras vos, irresponsable, inconsciente, imbécil, seguís en las calles, hay otros que trabajan para garantizar que vos no te enfermes” dijo, dilapidante.

“Es triste decirlo, pero hoy en Salta, tenemos 600 irresponsables e imbéciles y 24 enfermos, de los cuales solo 1 es positivo, y solo 8 sospechosos. Es claro, hay muchos inconscientes, ” dijo Sáenz, con expresión severa. ” Vamos a ser implacables en ese sentido”.

Después, el mandatario provincial apuntó contra los comerciantes: “Merecen los delincuentes que se aprovechan de la necesidad de la gente, del miedo de la gente. Aquellos que tienen súpers, aquellos que tienen almacenes, y remarcan los precios, aprovechándose de la necesidad de la gente. Le vamos a caer con todo el peso de la ley. Hemos hablado con todos los intendentes de la provincia para que nos acompañen en esto,” dijo, durísimo.

“Aquel que remarque un precio, aquel que no quiera vender especulando que sea más caro, le vamos a clausurar el negocio. Y si es de por vida, de por vida; porque no tienen más sentido de la solidaridad con la gente”, remarcó.

“Vamos a ser implacables con la clausura, por sobre todas las cosas, y en el cierre de estos negocios”.

Después, Gustavo Sáenz se dirigió al presidente de la república, Alberto Fernández, solicitando la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de Salta.

“Señor presidente, necesitamos al Ejército en las calles, en las fronteras, garantizando el no ingreso de nadie en las fronteras. Estableciéndose en cada lugar que sea necesario”.

“Hasta el próximo miércoles, le pedimos, y va a tener el apoyo de la comunidad, seguramente, que autorice a las Fuerzas Armadas a que acompañen a los recursos humanos de las Fuerzas de Seguridad de la provincia, de la Gendarmería, de las Fuerzas Federales, todos juntos peleando contra este enemigo invisible.”




Comentarios