De esta manera se suman a las medidas tomadas por las autoridades de la Nación y la Provincia para tratar de contener el coronavirus.


El coronavirus ya tiene su primer caso en Salta, y esto ha provocado un recrudecimiento de las medidas tomadas por el gobierno provincial en su afán por contener la expansión del virus. A estos esfuerzos se suma ahora la Iglesia Católica de Salta con un comunicado que emitió el arzobispo de Salta, Mario Cargnello.

Entre las disposiciones anunciadas por Cargnello, la Iglesia dispensa a todos los fieles salteños de acudir a misa durante los domingos 21 y 29 de marzo, e invita a los fieles a unirse a la celebración de la misa a través de radio, televisión e internet.

De esta manera se suspenden a partir de este miércoles 18 las celebraciones eucarísticas hasta el día 31 de marzo, al menos en principio. En la misma línea, Cargnello anunció la suspensión de las celebraciones de bautismos, casamientos y misas exequiales.

“Si se trata de bautismos que no se puedan postergar, que se hagan en presencia de los padres y padrinos solamente. Igual criterio se ha de aplicar para las bodas (sólo los contrayentes y los testigos necesarios para la validez del matrimonio)”, aclara Cargnello.

Por otra parte, anunció la suspensión de las procesiones del domingo de Ramos (5 de abril), las visitas a los Monumentos del Jueves Santo (9 de abril) y los Via Crucis del Viernes Santo (10 de abril); como así también las procesiones de las Fiestas Patronales.

En cuanto a los templos, estos permanecerán abiertos en horarios prudentes para permitir que los fieles que pasen y quieran rezar en privado, puedan ingresar a ellos. Se pide encarecidamente que se mantenga la distancia recomendada entre las personas.




Comentarios