En épocas de crisis, gestos como el de este comerciante salteño son los que hacen la diferencia.


En medio de la emergencia sociosanitaria en el norte, que adquirió relevancia a nivel nacional después de años de desidia y tras la muerte de 8 niños (algunos de etnia wichí, otros criollos), a raíz de la pobreza y la desnutrición, el ojo del país está en Salta.

Incluso el ministro de Defensa, Agustín Rossi, supervisó junto al gobernador de la provincia, Gustavo Sáenz, la participación del ejército en tareas de logística de agua y alimentos en el día de ayer.

Pero esto cabe dentro de lo esperable, ya que mínimamente nuestros políticos tienen la obligación de velar por la gente, algo que a veces olvidan sumidos en el trajín del poder.

En tiempos como éstos son los gestos de las personas comunes los que se destacan, y es el caso de una familia de comerciantes oriundos de la ciudad salteña de San Ramón de la Nueva Orán, ubicada en uno de los departamentos declarados en emergencia sociosanitaria.

Carlos Donat y su familia decidieron aportar su granito de arena y ofrecer un plus de 500 pesos a los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar. 

El gesto fue aplaudido y criticado en las redes sociales, pero lo cierto es que se viralizó a la velocidad de la luz.

“Lo hicimos por una necesidad de devolverle a la gente lo que nos ha dado; porque somos agradecidos” dijo Donat, propietario del súper en diálogo con El Tribuno.

Su negocio abrió en 2009 como un autoservicio, y gracias a la confianza de los oranenses, fue creciendo. El comerciante sintió, en plena crisis alimentaria, el deber de devolver a sus conciudadanos lo que le aportaron todos estos años haciendo algo por los más carenciados.

Donat cuenta que la idea surgió de una charla con su suegra, a la que le expresó sus ganas de aportar algo desde su rubro.

“Siempre estuvo en mi corazón el poder brindar algo a la gente, más allá de que uno tiene un comercio con fines de lucro, obviamente. Tener la posibilidad de poder devolver algo, o retribuir de alguna manera, de lo que ellos nos dan. Tanto nos dio Orán, que hoy podemos ayudar a los que más necesitan”, dijo.

El gesto de el “Bambino” Donat se viralizó rápidamente por las redes sociales, ya que en estos tiempos donde la gente intenta sobrevivir y velar por sí mismos y los suyos, los gestos desinteresados escasean.

“La gente entra al local y pregunta si es verdad que colaboramos con 500 pesos de mercadería”, expresó el comerciante, orgulloso.

El local de Carlos Donat que ofrece el plus de 500 pesos a beneficiarios de la tarjeta Alimentar está ubicado en la calle Arenales 550, en la ciudad de Orán, y tienen un horario de atención de 8.30 a 13 y de 17 a 22.




Comentarios