Levantaron la medida de fuerza que venía afectando el normal funcionamiento municipal desde hacía 30 días. Todos los empleados contarán con un aumento de 8 mil pesos.


Después de unos desgastantes 30 días, en los que empleados de la municipalidad de Campo Santo estuvieron de paro por los recortes en los sueldos que se realizaron a raíz del descubrimiento de pagos excesivos por un error, la municipalidad y las partes intervinientes llegaron a un acuerdo.

En abril pasado, se descubrió que se pagaron 5 millones de pesos de más en sueldos en el pequeño municipio salteño, y algunos empleados percibían un 50% más de lo que supuestamente debían ganar, incluido el jefe comunal, Mario Cuenca, quien admitió haber recibido cerca de 800 mil pesos de más.

El escándalo se volvió nacional, y desde el municipio decidieron revertir los sueldos a su número original, descartando que los empleados que cobraron de más debieran devolver el dinero.

Aún así, los empleados pasaron a percibir un 50% menos de lo que venían ganando desde 2016, con lo cual entraron en paro.

El 21 finalmente lograron un acuerdo en el que a todos los empleados municipales se les realizará un aumento de 8 mil pesos sobre el sueldo corregido.

“No estoy de acuerdo con lo que se firmó debido a que yo sigo sosteniendo, tal como lo demostré en varias oportunidades, que no hubo error en el cálculo de los sueldos; es cierto que hay montos demasiado elevados, pero eso se debe a los distintos acuerdos salariales que se vienen firmando desde el 2013, donde se blanquearon varios items para beneficiar a los que se jubilan, eso fue lo que disparó los salarios con cada aumento y es algo que no se tuvo en cuenta. De todas formas, aceptamos lo que decidieron los empleados, ya que entendemos que esta lucha fue muy desgastante, no obstante nosotros vamos a continuar por la vía judicial para demostrar que tenemos razón”, expresó Gerónimo López, de UPCN; pero el intendente Mario Cuenca se mostró satisfecho con la resolución.

“Era imposible pagar semejantes montos, como también es imposible pensar que no hubo un error de cálculo; de eso yo me hago cargo, pero no podía continuar manteniendo esta situación, así lo entendieron el 70% de los empleados con quienes habíamos acordado 5.000 de aumento, pero aquellos que más ganaban y se ven más afectados por los nuevo montos de sueldos continuaron con el paro” expresó el jefe comunal.






Comentarios