Iniciemos el año con un nuevo paradigma: reciclar nuestros desechos del jardín. Lo primero es comprar o fabricar una compostera, por ejemplo, con tachos de pintura. No les indicaré cómo hacerlo por falta de espacio, pero en la web del INTA hay información de sobra para lograrlo.

Lo central es que coloquemos los desechos de materiales secos y húmedos de tal manera, que se logre producir humus rápidamente y sin olores. ¿Cómo lograrlo? Colocando primero una capa “seca”, de no más de 3 cm: césped cortado y ramas secas, bollos de diario, restos de paja de una escoba... Luego pondremos arriba otra capa de material “húmedo” (yerba usada, café, cáscaras de fruta y verdura) y arriba otra de material seco.

Respetando esta secuencia y recordando mezclarla cada dos meses, obtendremos un compost genial para nutrir nuestras plantas, mientras nos hacemos cargo de nuestros desechos.

+ TIPS POR REGIONES

  • Norte + Todo sobre el riego: regar por la tarde y noche ayuda a refrescar el jardín, tan vapuleado por el calor intenso. En esta época, evitá mojar el follaje, ya que podrían producirse hongos entre las hojas y las flores, fundamentalmente en los rosales, que tienen alta susceptibilidad a estos patógenos.
  • Centro + Arroz Vs. Hormigas: cuidado con las hormigas, que en esta época trabajan de noche y en la madrugada. Lo mejor es salir con una linterna y verificar que no estén pelando alguna planta. En ese caso, aplicá arroz partido cerca de sus caminos, que las entretendrá y días más tarde habrá destruido su hormiguero.
  • Patagonia + Golpes de calor: tanto es el ajetreo en los días previos y posteriores a las fiestas, que es común descuidar un poco el riego del jardín. Pero recordá que el 2020 ha sido muy seco y ventoso, y tus plantas necesitarán incorporar agua, al menos por las tardes. Enero suele ser cruel con los olvidadizos de la manguera.
Son cosas que se pueden poner en práctica en cualquier jardín.

CONSULTAS DE LECTORES

Martín Amarillo Cornu, de Córdoba, pide consejos para acabar con los grillos topo. Ha probado con jabón blanco diluido en agua, pero no logró eliminarlos. También consulta en qué momento es recomendable podar las hortensias en esta provincia.

Grimoldi: Martín, en Rumbos 904 he mencionado en detalle cómo controlar al grillo topo. En cuanto a las hortensias, podés podarlas dos veces al año: la poda más intensa se hace a mediados de agosto y hay que sacar el 40% del follaje. Y en enero, apenas se pongan feas las flores, cortá solo las inflorescencias para incentivar una nueva floración otoñal.

Las hortensias se podan dos veces al año: en agosto profusamente y en enero solo cortando las inflorescencias cuando se ponen feas.CHUCK HSU

La consulta de Evelyn Kunzi tiene que ver con las isocas y el bicho torito. El invierno pasado se le secó el césped y pensó que era por las fuertes heladas, pero después descubrió que tenían el patio lleno de isocas. Fumigó con muchísimos productos, hicieron pozos, etc. En verano se llenó de bichos toritos. Pide ayuda para resolverlo.

Grimoldi: Evelyn, lamentablemente utilizando distintos productos no los pudiste controlar y es muy probable que hayas generado un daño ambiental a tu jardín. Sugiero que consultes a un ingeniero agrónomo de la agencia más cercana de INTA o al área del Ministerio de Agricultura de tu región, para que te receten la droga (un solo producto bien utilizado alcanza y sobra), la dosis, la época del año y la frecuencia para utilizarlo. Así lograrás erradicarlos. Usar mil productos contamina y no soluciona nada.

Patricia, de La Banda, Santiago del Estero, necesita orientación por un naranjo de seis años al que se le secan las ramas. Este es el tercer año que da frutos. Además, otras plantas, un duraznero y otro naranjo, se han secado antes en este mismo terreno.

Grimoldi: Patricia, por tus comentarios y tratándose ya de tres árboles muertos, tiendo a inferir que hay alguna toxicidad en el suelo o tal vez en el agua probablemente salitrosa. Te sugiero incorporar al suelo mucho lombricompuesto y compost, que es lo único que podría desalinizar o cambiar la composición química de una toxina, si es ese finalmente el motivo.

Los grillos topo viven de manera subterránea, se alimentan con raíces, tubérculos y sus rizomas, y son devastadores para nuestro césped.

Patricia Bravo, de Rosario, Santa Fe, envía fotos de un arbusto en maceta que tiene hace bastante, que luce unas florcitas espectaculares con aroma a azahar. Pero ahora que está brotando, tiene serios problemas con la cochinilla porque no logra combatir la plaga. Le aplicó agua jabonosa, pero no la erradica del todo. No quiere usar plaguicidas químicos.

Grimoldi: Patricia, tu arbusto es un Osmanthus fragantissima; para mí, una de las plantas con más exquisito perfume. Tal como decís, veo en la foto que tiene cochinillas. Tené en cuenta que al morir, las cochinillas quedan adheridas a la hoja y siempre nos da la sensación de que la plaga aún persiste, a pesar de que hayamos logramos erradicarla. Te aconsejo sacarlas con una esponja de cocina embebida en jugo de jabón blanco. Así comprobarás que, una vez extraídas, no se reproducen más.

*Especialista en Jardinería de revista Rumbos. Contenido exclusivo de Rumbos.