La influencer tiene 1,6 millones de seguidores en Instagram y además de publicar fotos de su vida, promocionar marcas de ropa y perfumes, Lil Miquela opina sobre temas como los derechos LGBTQ+.

Lil MiquelaInstagram

“Música, buscadora de cambios y robot con estilo”, eso dice en su perfil. Y es que al igual que otras influencers, es bonita y tiene estilo, la diferencia es que Lil Miquela no es real.

La instagrammer fue creada por computadora y se convirtió en el ejemplo más famoso del mundo de los influencers virtuales.

Lil Miquela comenzó a subir fotos a Instagram en 2016 y durante un tiempo fue motivo de especulaciones acerca de si era real o no. Finalmente, un anuncio creado digitalmente reveló el misterio. Sin embargo, a sus seguidores no pareció importarles.

Lil MiquelaInstagram

Cómo es la joven influencer

Lil Miquela tiene pecas, labios carnosos y pelo de color oscuro. Sube a su feed fotos luciendo prendas de la marca Prada, accesorios Chanel, Vans y Supreme.

Según uno de sus publicistas, “ella ganó dinero trabajando y diseñando en colecciones de marca”.

La revista Vogue la nombró en febrero “la chica ficticia del momento”. Pero para sus millones de seguidores, lo que hace Lil Miquela es más que ser un maniquí virtual.

En 2017, se lanzó como música con el sencillo Not Mine que se hizo viral en Spotify. Miquela usa su influencia en las redes sociales y se pronuncia sobre distintos movimientos sociales, como Black Lives Matter (Las vidas de las personas negras importan) y apoya la organización Black Girl Code, que promueve la formación tecnológica para chicas.

Lil MiquelaInstagram

¿Quién creó a Lil Miquela?

Hasta el momento, se especula que la influencer fue creada por una startup con base en Los Ángeles, llamada Brud, que se describe como “un grupo e solucionadores de problemas en robótica, inteligencia artificial y sus aplicaciones para empresas de comunicaciones”.

Sin embargo, quienes manejan su cuenta aún no confirmaron si es real, falsa o una composición de una persona real mejorada con imágenes generadas por computadora.

En enero pasado, la publicación TechCrunch informó que los creadores de Lil Miquela habían logrado una inversión de U$D 125 millones del fondo de inversiones para startups Spark Capital.

//Mirá también: Esta chica que ves no existe, pero la siguen millones

Parece que la industria del comercio y de la moda se dieron cuenta de que una modelo digital puede traer una nueva dimensión a la forma en la que una compañía promociona sus productos.