Esta época es excelente para plantar frutales en las aceras, pero asesorate primero porque un árbol inadecuado te traerá puros disgustos.


Mediados de julio suele ser un excelente momento para plantar árboles frutales. Pero si querés hacerlo en la vereda, te recomiendo consultar antes en tu municipio, ya que en la mayoría de las ciudades existe un código de planeamiento que indica qué plantas son más aptas para cada distrito, de acuerco con el ancho de las veredas y otras cuestiones.

Es importante respetar esto para no tener que pagar luego multas y también para evitar plantar árboles extremadamente grandes o frondosos que después levanten las aceras y rompan el pavimento, interfieran con el cableado urbano o generen roturas de caños con sus raíces. Para colmo, cuando incurrimos en estos errores después debemos podar, y al no saber hacerlo bien, provocamos enfermedades que ingresan por la poda y terminan llevando al árbol a la muerte.

En fin, una cadena de problemas. Por eso, mejor informarnos y respetar las reglamentaciones, que para algo están. La semana que viene seguiré con más consejos para los árboles de la vereda.





Comentarios