Una diseñadora gráfica decidió recrear las esculturas más populares de personajes históricos para verlos en versión digital.


A lo largo de la historia han existido grandes e importantes personajes que jamás se tomaron una foto. En su lugar, existen, pinturas, esculturas y hasta descripciones en antiguos textos que nos dan una idea de cómo se veían.

Es por eso que Becca Saladin decidió crear imágenes digitales de figuras históricas reinventadas: “las cosas que nos acercan al pasado son aquellas que realmente nos humanizan: como los cuerpos de Pompeya, las momias incas perfectamente conservadas, los objetos personales de aquellos que se fueron y mucho más.”

Cleopatra

(Fotos: Becca Saladin)

Cleopatra fue la última reina de Egipto, perteneciente a la dinastía de los Ptolomeos o Lágidas. Con su gran astucia y su legendaria belleza como únicas armas, Cleopatra intentó recuperar el antiguo esplendor y poderío del reino, que ya por entonces, tras un siglo de decadencia y luchas intestinas, era poco más que un protectorado de Roma.

​Simon Bolívar

(Fotos: Becca Saladin)

Simon ​Bolívar, conocido también como “El Libertador”, fue un líder venezolano que dirigió lo que actualmente son los países de Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Panamá a la independencia del Imperio español a principios del siglo XIX. Más tarde se convirtió en el presidente de “La Gran Colombia”, un estado que incluía a los actuales Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador.

Hatshepsut

(Fotos: Becca Saladin)

Hatshepsut llegó al trono de Egipto en 1478 a. C. Ella gobernó por más tiempo que cualquier otra faraona y es considerada como una de las faraonas más exitosas de la historia egipcia. El egiptólogo James Henry Breasted dijo que es “la primera gran mujer en la historia de quien estamos informados”. Se produjeron tantas estatuas durante su reinado que casi todos los museos principales que tienen una exhibición del antiguo Egipto tienen un retrato de Hatshepsut.

Ana Bolena

(Fotos: Becca Saladin)

Ana Bolena llegó a convertirse en reina de Inglaterra tras casarse con Enrique VIII. El matrimonio, que apenas duró tres años, acabó con la trágica muerte de Ana a causa de los intereses dinásticos de su esposo: su boda con Enrique no consiguió satisfacer la imperiosa necesidad de proporcionar al rey un heredero varón que perpetuara la dinastía en el trono. El matrimonio provocaría, en cambio, la ruptura de la monarquía inglesa con el catolicismo romano y la fundación de la Iglesia anglicana.

​Marco Antonio

(Fotos: Becca Saladin)

​Marcus Antonius (conocido en español como Marco Antonio), vivió desde el 83 a. C. hasta el 30 a. C. Fue un influyente líder militar y político romano durante el momento crucial de la historia romana cuando el imperio estaba en transición de una República a un Imperio autocrático. Antonio era amigo y simpatizante de Julio César: habían servido juntos durante las guerras galas y la guerra civil del Imperio (de las cuales Julio César salió vencedor).

Pocahontas

(Fotos: Becca Saladin)

Pocahontas (c. 1596 – marzo de 1617) fue una mujer nativa americana notable por su asociación con el asentamiento colonial en Jamestown, Virginia y sus viajes a Inglaterra. Ella era la hija del jefe Powhatan, el gran jefe de una red de tribus tributarias en Tsenacommacah, que abarca la región de Tidewater de Virginia.

Lucrezia Borgia

(Fotos: Becca Saladin)

Lucrezia Borgia era una mujer noble hispano-italiana de la Casa de Borgia, hija del papa Alejandro VI y su amante Vannozza dei Cattanei. Lucrezia era una mujer noble increíblemente inteligente y encantadora: reinaba como Gobernadora de Spoleto, un puesto que generalmente ocupaban los cardenales, por derecho propio. Su belleza y gracia fueron reconocidas en toda Italia. Hay muchos retratos que pueden ser ella, pero el de la imagen es el único que ha sido confirmado. En muchas representaciones se le adjudica una hermosa cabellera rubia pero la que trabajó la autora es un tono más naranja.





Comentarios