En marzo, abril y mayo florecen los crisantemos y montoneras, y es la mejor época para comprarlos. Existe gran cantidad de variedades, con forma de pompón, similares a dalias o la clásica margarita bicolor que nos invita a quitar pétalos para saber si nos quieren o no nos quieren... Si vas a ir a comprarlos, verificá que no tengan manchitas negras o color óxido en el reverso de las hojas.

Elegí plantas que tengan muchos pimpollos a lo largo del tallo y que, en lo posible, sean bajos y con entrenudos cortos. Podés colocarlas en tierra, maceta o en el interior de tu casa, siempre y cuando tengas algo de sol o luminosidad intensa para incentivar la apertura de sus flores. Cuando no queden pimpollos, cortalas a 5 cm del suelo y fertilizalas en baja dosis con triple 15 para que broten y florezcan otra vez en primavera.

+ REGIONES

Norte + ¡A dividir helechos!

Esta época es propicia para dividir helechos. Tené en cuenta que probablemente las plantas ya estén predivididas dentro de la maceta, por lo que sólo hará falta separalas delicadamente con los dedos; y lo que no se divida de esta forma, cortalo con una tijera afilada. Así, la nueva planta tendrá pocas heridas que cauterizar.

Jardín

Centro + Hongos: mejor prevenir

Probablemente surjan hongos en las hojas y pimpollos de rosales en estas semanas. Para prevenirlos, rociá las plantas con el agua del hervor de las papas, sin sal. También podés armar un excelente preparado dejando durante 5 o 6 días un puñado de claveles del aire en un balde con 5 litros de agua, luego lo colás y rociás los rosales con este preventivo de hongos.

Jardín

Patagonia + Peinate unas raíces

Estas semanas son inmejorables si querés plantar coníferas. Al pasarlas al nuevo suelo, verificá que las raíces no estén enroscadas en el fondo de la maceta. Si esto sucediera y si se trata de raíces tiernas, estiralas con delicadeza y desplegalas enterrándolas en la tierra mullida. Así estarás ayudando a estas plantas amantes del frío para que tengan un mejor desarrollo en el futuro.

Cartas de la semana

Las lectoras Silvia y Susana Colombo comparten la misma inquietud. Ambas me han enviado fotografías de una planta de flores azules y amarillas, y quieren saber cómo se llama y que cuidados requiere.

Jengibre azul

Silvia y Susana, esta respuesta es para ambas. La planta por la que consultan se llama Dichorisandra thyrsiflora y es conocida popularmente como Jengibre azul. Es originaria del centro y el sur de América tropical, florece desde finales de primavera hasta el otoño, requiere de medio día de sol, mucha humedad ambiente y no soporta las heladas, por lo que deberán cubrirla con una manta antiheladas en invierno. El riego debe ser generoso y el suelo tiene que tener mucha materia orgánica como el mantillo. ¡Saludos!

Raul Coraglia, de Esperanza, Santa Fe, tenía en una quinta tres plantas de naranja de miel o estancarina. Una de ellas se ha secado y otra está en franco camino porque acumula en sus ramas líquenes y musgos, mientras que la corteza de su tronco se va desprendiendo atacada por algo. También comenta que cultivó plantas desde la semilla y estas exhiben unas espinas, no así las plantas madres...

Raúl, la enfermedad se denomina psorosis. Se trata de un hongo que se fija en un tejido puntual de la planta, entre la corteza y el leño, y no tiene cura. La planta vivirá un tiempo más y morirá. En cuanto a las espinas de las plantas nuevas, despreocupate: es una característica de esa especie en su juventud; cuando sean plantas adultas, dejarán de producirlas. Te recomiendo no colocar a estas plantas nuevas cerca de las enfermas para que no se contagien.

Luis Spiridione, de Córdoba Capital, tiene un árbol de naranjas de ombligo que produce buena cantidad de fruta, pero al momento de cosecharlas para comer, empiezan a pudrirse y llenarse de gusanos.

Luis, estás ante la mosca de la fruta. Te sugiero que te dirijas a la agencia más cercana de INTA o las agroquímicas de la zona del Mercado de Abasto y pidas a un ingeniero agrónomo que te provea un producto adecuado y la dosis de aplicación. Describile la situación y te indicará cómo proceder. Es tal la agresividad y velocidad del ciclo de multiplicación de esta plaga, que lamentablemente las recetas caseras no surten buen efecto.

Cristina Firpo, de El Dorado, Misiones, comenta que tiene en el jardín un limonero de un metro de altura. El revés de muchas de sus hojas se ha llenado de bichitos negros, haciendo que estas luzcan totalmente negras. Ella le ha puesto cenizas en la base y cortado las hojas contaminadas, pero siguen apareciendo. Cristina también cuenta que tiene un árbol grande de pomelos afectado por estos extraños bichitos.

Cristina, aparentemente podría ser cochinilla coma u otra similar. Esta plaga se erradica con un preparado consistente en la rayadura de 3 cucharadas soperas de jabón blanco de lavar la ropa disueltas en 2 litros de agua tibia. Una vez fría esta mezcla, rociá bien tu limonero y el árbol de pomelo mojando las hojas por los dos lados y el tallo también. Volvé a repetir esta operación en cuatro oportunidades y cada siete días entre cada aplicación. Tené en cuenta que para que este tratamiento sea eficaz, tenés que hacer sí o sí las cuatro aplicaciones.