Es insólito pero real: un joven hackeó el sitio web de la aerolínea belga Brussels Airlines y reservó pasajes en primera clase de forma ilegal. De esta manera, viajó con amigos a Nueva York sin pagar un centavo.

Por el momento, las autoridades no dieron a conocer la identidad de esta persona, pero sí trascendió que se la acusa de sabotaje informático. ¿Cómo lo logró? Compró los boletos y después solicitó un reembolso. A su vez, manipuló la dirección de la página web en Internet para que la reserva continuara siendo válida a pesar de la cancelación.

Tras el hecho, la empresa le reclama una compensación de 20 mil euros para cubrir los costos de los pasajes, que valían 6 mil cada uno. Karel Berteloot, un abogado de la aerolínea, expresó: "Estamos pidiendo el costo de los tres boletos de clase ejecutiva a Nueva York, algunos impuestos aeroportuarios por los boletos cancelados y mil euros en tarifas adicionales que pagamos para asegurar los sistemas".

Sin embargo, el abogado defensor del acusado aseguró que su cliente no debería pagar dinero extra dado que colaboró con la aerolínea al demostrar la vulnerabilidad del sistema.