La nueva tendencia de algunas mujeres que evitan utilizar toallitas, copas o tampones es motivo de debate en las redes.


El sangrado libre o Free Bleeding es un método por el cual algunas mujeres evitan usar cualquier tipo de producto de higiene íntima -toallitas, copas, tampones- durante la menstruación. A través de este movimiento, se busca luchar en contra del estigma y el tabú que genera sangrar una vez por mes.

La propuesta consiste básicamente en dejar que el sangrado fluya utilizando un tipo de ropa interior especial o bien aprender a retener el sangrado controlando las contracciones uterinas. Según quienes lo practican, el free bleeding implica empezar a “sangrar sin sentirse sucia” y empoderarse a través de la menstruación, incluso utilizándola como un “arma política”.

Esta práctica comenzó a popularizarse a partir de que una mujer llamada Kiran Gandhi corriera la Maratón de Londres sin utilizar ningún producto en el primer día de menstruación. Lo hizo por comodidad, pero sin quererlo se convirtió en un símbolo del feminismo. En una nota que escribió posteriormente para The Independent, Gandhi afirmó: “Nuestra cultura nos dice que hay que ocultar el sangrado mensual, a pesar de que las formas para hacerlo son poco sustentables o impagables“.

Kiran Gandhi corrió la Maratón de Londres mientras estaba menstruando.

El sangrado libre también ganó visibilidad cuando la poeta canadiense Rupi Kaur publicó en su Instagram una foto de ella recién despierta una mañana en la que estaba menstruando. La imagen se viralizó, pero Instagram la eliminó de la plataforma porque no respetaba los términos de la empresa.

La poeta Rupi Kaur compartió esta foto en sus redes.

Los testimonios en las redes son muchísimos y se multiplican a medida que cada vez más mujeres practican el sangrado libre como una forma de activismo social y de protesta. Por supuesto que, así como tiene muchas defensoras, este método también tiene detractores que consideran que es una práctica frívola y sin sentido. 





Comentarios