El personaje es un animé que es acompañada por músicos reales en recitales en vivo.


Hatsune Miku tiene 16 años, mide 1.58 metros y pesa 42 kilos. Usa un peculiar vestuario que acompaña con un largo cabello turquesa. Sin embargo, no estamos hablando de una persona sino de una artista que no existe: un holograma japonés que tiene éxito como si fuese una ser humano real.

La adolescente es una considerada la nueva estrella del pop y llena estadios como cualquier otro artista de carne y hueso. Su nombre proviene del japonés y significa “El primer sonido del futuro“, ya que su voz funciona gracias a un software.

Hatsune Miku

Los conciertos en vivo de esta artista convocan multitudes que se ven atraídas por el peculiar espectáculo: al holograma lo acompañan bailarines creados bajo el mismo sistema pero a su vez, tiene una banda de músicos que son reales y tocan en vivo, mientras la imagen virtual se refleja en el escenario.

Según su compañía creadora, la Crypton Future Media, Miku es un Vocaloid, una especie de sintetizador, donde las voces humanas se graban en muestras cortas y luego se almacenan en una base de datos que se convierte en un software para que los compositores y productores utilicen como alternativa a una voz para cantar

La estrella japonesa llegó a actuar en importantes eventos: fue telonera de Lady Gaga y hasta hace giras por Europa. Además, algunos de sus vestuarios son diseñados nada más y nada menos que por Luis Vuitton

Hatsune Miku, artista holográfica.





Comentarios