Un estudio realizado por investigadores de Yale y Oxford demostró que la sensación de bienestar de hacer deporte es superior o equivalente a la de no tener dificultades económicas.


“Salud, dinero y amor” suelen ser los deseos de las personas para desear felicidad, poniendo en primer lugar la capacidad física para poder disfrutar de la vida e, inmediatamente después, la riqueza material para comprar todo lo demás. Pero, un reciente estudio asegura que el dinero genera menos bienestar que el ejercicio físico.

Un equipo de investigadores de las universidades de Yale y Oxford investigó los hábitos de más de un millón de personas. Entre ellos, un grupo de voluntarios brindó adicionalmente información sobre sus hábitos de actividad física y su sensación de bienestar mental.

Además, los participantes del estudio debían responder la pregunta: “¿Cuántas veces, en los últimos 30 días, usted se ha sentido mentalmente mal debido, por ejemplo, a estrés, depresión o problemas emocionales?”.

Respecto a la actividad física, se tomó en cuenta todo tipo de movimiento realizado cotidianamente que requiriera de algún esfuerzo corporal, independientemente de si se trataba de un entrenamiento o de hacer las tareas del hogar.

Para complementar la información recolectada, los investigadores cotejaron los datos con estadísticas presentes en bases de salud de los Estados Unidos, que reflejan hábitos de más de 1.2 millones de habitantes.

Hacer de tres a cinco sesiones de ejercicio a la semana, de entre 30 y 60 minutos cada una, genera una sensación de bienestar igual o superior a ganar mucho dinero

Las conclusiones reflejaron que aquellas personas que se ejercitaban regularmente tendían a sentirse “mal” mentalmente en un promedio de treinta y cinco días al año, mientras que en los que llevaban un estilo de vida más bien sedentario este periodo se ampliaba hasta los cincuenta y tres días.

Pese a que es sabido que el ejercicio físico no solo sirve para mantener el cuerpo sano sino que también para generar más cantidad de endorfinas y oxitocina, dos hormonas que reducen el estrés y favorecen el bienestar, jamás se había comparado las sensaciones post ejercicio con lo que siente una persona al tener dinero.

En este marco, el estudio también analizó la relación entre los niveles de actividad física y el ingreso económico de una persona, y llegó a la conclusión de que aquellos que realizan ejercicio físico regularmente tienen un nivel de bienestar mental igual o superior a aquellos que no hacen ejercicio pero que no tienen dificultades económicas.

Por lo que se podría decir que hacer ejercicio nos hace sentir tan bien como ganar un sueldo decente. Y, además, el dinero va y viene pero el ejercicio tiene consecuencias físicas positivas a largo plazo en nuestro cuerpo.

Los investigadores explicaron que estos efectos se logran en personas que realizan entre tres y cinco sesiones de actividad física a la semana, de unos 30 a 60 minutos cada una. Otro dato curioso que han sacado en las conclusiones adicionales es que hacer ejercicio en grupo tiene aún más beneficios.





Comentarios