Así lo indicó una investigación de la Universidad Laval de Canadá.


En la mañana de este martes, una noticia poco habitual salió a la luz. Según un estudio que realizaron en la ciudad de Canadá, el cine para adultos, o mejor llamado “porno” puede dañar el cerebro humano.

Desde la Universidad Laval de Canadá realizaron una investigación en la que analizaron a personas que constantemente ven este tipo de videos o películas, y notaron que con el paso del tiempo la corteza prefrontal cerebral de la persona se atrofia y que además se desarrollan daños relacionados con la fuerza de voluntad y el control de impulsos.

“Suena paradójico que el entretenimiento para adultos pueda revertir nuestro cableado cerebral a un estado más infantil”, argumentó Rachel Anne Barr, estudiante de doctorado de neurociencia y autora del estudio, según trascendió a través del portal digital Daily Mail.

Por otra parte, se considera que la persona que ve con constancia pornografía, suele necesitar de este tipo de “imágenes” para poder tener estímulo a la hora de tener relaciones sexuales.

“Hemos encontrado un importante vínculo negativo entre el acto de ver pornografía por varias horas a la semana y el volumen de materia gris en el lóbulo derecho del cerebro”, así como la actividad de la corteza prefrontal, señalan los investigadores del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Berlín (Alemania).

“Estos efectos podrían incluir cambios en la plasticidad neuronal resultante de intensa estimulación del centro del placer”, agregaron. 





Comentarios