La comunicadora atraviesa una de sus peores temporadas al aire. Los planes para sacar el programa adelante.


Mariana Fabbiani es una de las estrellas televisivas que logró sobresalir a lo largo de su carrera y que, con el paso de los años, encontró el rol que más la sedujo: la conducción. Actualmente, protagoniza El diario de Mariana, ciclo que se emite de lunes a viernes en la franja horaria de la siesta a través de la pantalla de canal Trece, señal que también transmite el Súper Bailando 2019.

A pesar de su intachable trayectoria, la comunicadora atraviesa una de sus peores temporadas al aire. 2019 no comenzó de la mejor manera, ya que previo a su debut, el programa era una de los nombres más mencionados en los principales portales informativos. El motivo tuvo que ver con la escandalosa salida de dos de los panelistas estrella del magazine: Luis Bremer y Carmela Bárbaro.

A pesar de su intachable trayectoria, la comunicadora atraviesa una de sus peores temporadas al aire.

Más tarde, otra mala noticia la golpeó: la renuncia de Diego Leuco, quien argumentó que buscaba nuevos horizontes y decidió abrir su propio camino, lejos del programa.

Asimismo, el cambio de formato, orientado a casos policiales con algunos enfoques en el mundo del espectáculo, generó el repudio de los espectadores, quienes remarcaron que el programa se volvió “morboso”.

El cambio de formato generó el repudio de los espectadores, quienes dijeron que el programa se volvió “morboso”.

Desde diciembre del año pasado, la presentadora no logra armar un equipo estable. Recientemente, se conoció que Natasha Niebieskikwiat, periodista de Clarín, renunció hace unas semanas y se sumó a A24. Además, Tato Young se podría unir a la lista porque todavía debe definir su salida.

Otra de las grandes apuestas de la producción del canal está enfocada en la contratación de Juana Repetto, quien oficiará de “periodista” y le pondrá su sello propio al intentar retomar la agenda del mundo del espectáculo, que le dio muchos éxitos al ciclo en su ediciones anteriores.

¿Logrará salir a flote?





Comentarios