El spyware es capaz de rastrear llamadas, mensajes de texto; y de activar la cámara y el micrófono del teléfono, entre otras cosas.


El pasado martes 14, una falla de Whatsapp permitió que piratas informáticos accedieran a los teléfonos de los usuarios. El spyware fue desarrollado por la empresa israelí de inteligencia cibernética NSO Group.

A través de una llamada se instalaba el código malicioso, independientemente de que la víctima respondiera o no. Una vez instalado el spyware, el registro de la llamada desaparecía por completo del teléfono.

Según informaron los expertos, el hackeo es capaz de rastrear llamadas, mensajes de texto y otros datos, de activar la cámara y el micrófono del teléfono, entre otras actividades maliciosas.

De acuerdo a la información brindada por Facebook, propietario de este servicio de mensajería, todos los smartphones con WhatsApp instalado, tanto en sus versiones beta, Business o tradicional estuvieron expuestos a la falla de seguridad. Esto incluye iPhones de Apple, teléfonos con Android, teléfonos con Windows y dispositivos Tizen que posean la aplicación.

¿Cómo saber si fui hackeado?

Hasta el momento, se supo que solo un número selecto de usuarios fue afectado. Se han identificado algunos objetivos, como un abogado de derechos humanos con sede en el Reino Unido y un investigador de Amnistía Internacional. El ataque parece haber sido dirigido principalmente a activistas de derechos humanos.

Ahora bien, si no recibiste llamada de WhatsApp o llamadas de personas desconocidas a tu teléfono durante el día martes, es probable que no hayas sido víctima de este hackeo.

Sin embargo, los expertos en ciberseguridad hacen hincapié en que los usuarios deben tomar medidas para protegerse, más aún si trabajan para una organización de derechos humanos.

WhatsApp ha corregido la vulnerabilidad en su extremo, pero su cuenta no estará segura hasta que instale la última actualización de la aplicación de la compañía.

¿Cómo actualizar la versión de WhatsApp?

Desde Facebook advierten que es necesario actualizar la aplicación para protegerse de posibes hackeos. Photographer: Andrew Harrer/Bloomberg

En Android hay que ir a la Play Store (la aplicación con un ícono triangular desde la que se descargan las apps) y tocar el símbolo del menú, que se muestra con tres líneas horizontales (≡).

Luego hay que elegir la opción “Mis apps”, encontrar WhatsApp y elegir ‘Actualizar’. Si esa opción no se muestra es porque no hay una actualización disponible.

En iPhone hay que abrir la App Store, y después pulsar en “Actualizaciones”. A continuación hay que tocar en “actualizar” al lado de WhatsApp.

El servicio de mensajería recomienda siempre tener instalada la versión más reciente dado que contiene “funciones nuevas y mejoras generales”, según describe en su sitio web.





Comentarios