Satisfecho con el resultado en Viña del Mar por la tercera fecha de la Copa Sudamericana, el entrenador Cristian González remarcó que Rosario Central “se tiene que acostumbrar a jugar internacionalmente”. El exfutbolista destacó el “sacrificio y la intención de jugar y atacar” a Huachipato con un futbolista menos durante 80 minutos.

//Mirá también: Central empató 1 a 1 con Huachipato, jugando casi todo el partido con uno menos

La gente te pide esto”, aseguró el “Kily” a la hora de referirse a la actuación del equipo luego de que le sacaran tarjeta roja al delantero Luca Martínez Dupuy en el inicio del encuentro en Chile. En cuanto al fallo, consideró que “rara vez se expulsa a un jugador tan temprano y menos por dos faltas tan seguidas”.

Puntualmente, el director técnico cuestionó la segunda amonestación al juvenil mexicano y opinó: “El arquero gritó más que la falta en sí, la jugada siguió y el árbitro dudó”.

“Sumar afuera de casa siempre es positivo. Ahora dependemos de nosotros, ya que tenemos dos partidos en casa y uno afuera”, explicó González sobre la posición de Central en la Sudamericana, donde suma 4 puntos y espera el cruce entre San Lorenzo y 12 de Octubre para saber si seguirá en el segundo puesto del grupo A.

//Mirá también: Un centenar de hinchas de Rosario Central fue detenido después del clásico

“La idea era arroparnos, con las líneas bien juntas y así defendimos muy alto, atacamos y generamos situaciones”, comentó el “Kily” a la hora de repasar el encuentro disputado en Viña del Mar. Para completar su análisis, recordó que la Academia registra “una seguidilla de partidos importantes, más el desgaste emocional del clásico”. Luego de la victoria ante Newell’s, concluyó: “Pudimos cambiar de chip y llevarnos algo”.

Por su parte, el volante Diego Zabala también se quejó de la labor del referí Raphael Claus y la expulsión de Martínez Dupuy. Aunque quedó opacado por las atajadas de Jorge Broun en el final, el uruguayo marcó el gol canalla y fue otra de las figuras del equipo. “El problema de algunos árbitros es que no se adaptan a la forma de jugar de los futbolistas, sino que quieren que los jugadores se adapten a ellos. Lo bueno es que el equipo se sobrepuso a todo”, remarcó el ex Unión.