El Juzgado Federal 3 de Rosario embargó propiedades y bienes de la cerealera Díaz y Forti y de sus dos principales accionistas por un monto total estimado en u$s3.121,2 millones. Fue en el marco de una causa por presuntas irregularidades en la facturación y liquidación de divisas que denunció el Banco Central (BCRA).

//Mirá también: Imputan al directorio de la cerealera Guardati Torti por administración fraudulenta

Entre los bienes embargados figuran una importante cantidad de autos de lujos de las marcas BMW, Mercedes Benz y Porsche, como así también camionetas 4x4, motos de alta gama, buques y areonaves tanto de la empresa como de sus accionistas Marcelo Darío De Vincentis y Luis Ariel Olio.

La cerealera había tenido un crecimiento exponencial en los últimos años y operaba en las plantas de Vicentin a partir de un contrato a fasón, hasta que fue denunciada por no liquidar en el mercado único y libre de cambio (MULC) u$s450 millones aproximadamente, correspondientes a 95 operaciones de exportación.

//Mirá también: Abrieron cajas de seguridad de directivos de Vicentin en causa sobre estafas

Cabe recordar que tiempo atrás, el Ministerio de Agricultura sacó a la cerealera del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA).