La Justicia rosarina condenó a Boca Juniors a pagarle casi 3 millones de pesos a un club por los derechos de formación de Pablo Pérez. El fallo se confirmó este miércoles a partir de la demanda de la institución donde comenzó a jugar al fútbol el mediocampista de Newell’s Old Boys.

//Mirá también: Qué decía la bandera del dron que Pablo Pérez rompió en el clásico rosarino

La resolución dictada en los Tribunales provinciales ordena al Xeneize hacerse cargo del desembolso de $2.855.473 y las costas del proceso. Así se cerró en primera instancia el reclamo que había hecho el Polideportivo San José, la institución en la que el volante estuvo inscripto cuando competía en las categorías infantiles y juveniles de la ciudad.

El titular del Juzgado Civil y Comercial 14, Marcelo Quaglia, consideró que a Boca le corresponde pagarle al club rosarino por el contrato que Pérez firmó a principios de 2018. Por entonces, el futbolista ya llevaba tres temporadas en el plantel tras haberse incorporado a préstamo desde Málaga.

//Mirá también: Salió videojuego en el que Pablo Pérez rompe drones para evitar amonestaciones

La institución había cobrado 18.812 euros en 2015 como resultado de la cesión del ex Newell’s en su regreso al fútbol argentino. En septiembre de 2019 decidieron presentar una demanda para que el Xeneize volviera a pagar el monto correspondiente a los derechos de formación deportiva sobre el nuevo vínculo.

El club San José planteó que le corresponde el 2,96% sobre todos los rubros remuneratorios liquidados entre julio de 2017 y junio de 2020 por $96.468.696. En la última temporada y media, Pérez estuvo a préstamo en Independiente.