El fin de semana en Rosario comenzó con una serie de tres asesinatos en pocas horas y este sábado a la noche se registraron nuevas víctimas de la violencia armada. Esta vez los disparos alcanzaron a dos niños en la zona sur de la ciudad.

El ataque a balazos ocurrió en barrio Tablada y ambas víctimas fueron asistidas en el Hospital Provincial. Sus familiares se encargaron de llevarlos para fueran atendidos en la guardia luego de que abrieran fuego contra una vivienda ubicada sobre Dean Funes al 100 bis.

Fuentes de las fuerzas de seguridad provinciales precisaron que una nena de 11 años presentaba lesiones en ambos miembros inferiores, mientras que el otro chico de 4 tenía una herida en su pierna izquierda. Los dos fueron sorprendidos por los disparos a última hora de la jornada y no había personas detenidas a raíz del episodio.

Según testimonios recogidos por personal de la Comisaría 15°, los padres se encontraban dentro del domicilio cuando escucharon las detonaciones. Al salir advirtieron que habían atacado la casa mientras los niños jugaban, aunque no trascendieron detalles sobre el posible motivo del ataque o la identidad de los agresores.

El caso tuvo lugar a casi cinco cuadras del sitio donde la noche anterior asesinaron a Gabriela Alejandra Frasoli. A la joven de 24 años la balearon junto a su pequeña hija y otra mujer que también resultó herida en inmediaciones del cruce de Cepeda y Bulevar Seguí.