Un taxista atacó el auto estacionado de una colega, en lo que se presume como un mensaje mafioso contra las mujeres que trabajan en el rubro.

Las imágenes de la cámara de videovigilancia captaron el momento en el que un taxi pasa por la puerta de la casa de la víctima y le arroja líquido de frenos al taxi que se encontraba estacionado sobre la vereda.

Lo que parece un incidente menor, en realidad provoca graves perjuicios, porque se debe lijar y volver a pintar la chapa donde se chorreó el líquido, que impactó en capó, puerta delantera y trasera del lado derecho, parte del baúl y paragolpes del coche.

“Cabe mencionar que contamos en el pasado con más compañeras que pasaron por lo mismo, pero en esta oportunidad pudimos obtener una prueba. La denuncia está hecha en el Centro territorial de denuncias”, informaron desde una agrupación que nuclea a taxistas mujeres de Rosario.