La policía demoró a dos personas y secuestró 11 cpu con juegos de apuestas en una vivienda de la localidad de Pérez.


La policía desbarató una casa de juego clandestino, demoró a dos personas y secuestró más de una decena de computadoras con las que se realizaban apuestas.

El hecho se registró cerca del mediodía de este jueves en El Jilguero al 300, en la localidad de Pérez. Hasta allí se trasladaron agentes luego de un llamado al 911 alertado sobre la presencia en la vía pública de un hombre armado.

Al arribar el personal policial el sindicado no tenía ningún arma de fuego, pero al ingresar a su vivienda encontraron 11 cpu con juegos de apuestas. También se secuestraron $1.400 y documentación de interés para la causa.

Se dio aviso a la Unidad de Flagrancia que ordenó el secuestro de las máquinas y la detención tanto de esta persona como de una joven de 19 años que aparentemente coordinaba el lugar.

Como ninguno contaba con antecedentes, recuperaron la libertad con citación a audiencia imputativa en Fiscalía en los primeros días de abril.






Comentarios