La periodista comparó la postura de sectores a favor del aborto legal con el poder del patriarcado.


La gran repercusión mediática y política del caso de la niña violada que fue sometida a una cesárea en Jujuy continuó este miércoles a partir de las críticas hacia Amalia Granata, quien planteó una contradicción entre la postura a favor del aborto legal y la lucha del feminismo.

“Ojalá algún día entiendan que matar a seres humanos indefensos (sus propios hijos) no las empodera“, deslizó la rosarina en un mensaje publicado desde su cuenta de Twitter después de expresar su tristeza por la muerte de la beba de 24 semanas nacida tras la intervención en el noroeste argentino.

Luego de ratificar su posición a favor de que la menor abusada llevara a término el embarazo, la periodista consideró que las mujeres que se oponen “terminan haciendo lo que supuestamente quieren terminar del patriarcado: el uso del poder del más fuerte sobre el mas débil”.

De esta manera, Granata sumó nuevas declaraciones a la serie de cuestionamientos sobre el movimiento feminista argentino, incluyendo acusaciones hacia el colectivo Actrices Argentinas.






Comentarios