En el Concejo reclamaron que el municipio intervenga y quite la estación, ubicada en la esquina de Pellegrini y Corrientes. 


Rappi volvió a estar en el centro de la polémica luego de que se instalara en el centro un bicicletero exclusivo para cadetes de esa aplicación. En el Concejo pidieron que el municipio actúe con celeridad y quite la estación, ubidada en Pellegrini y Corrientes.

Al respecto, el concejal Eduardo Toniolli precisó: “Cualquier negocio habilitado sabe que si quiere poner un bicicletero tiene que hacer un trámite, y Rappi no lo puede hacer porque es una empresa no habilitada que funciona hace ocho meses”.

El edil aclaró que la queja no es contra los trabajadores. “Cuando hay falta de trabajo aparecen estas relaciones laborales encubiertas que representan una forma fácil de conseguir algo”, sostuvo en Radio 2.

Toniolli también reiteró su pedido para que se regule la actividad de los que prestan servicio para estas aplicaciones. “¿Quién se hace responsable si alguno de estos trabajadores es atropellado?”, se preguntó el concejal.

Vale destacar que los reclamos en torno al funcionamiento de aplicaciones como Rappi y Glovo llevan varios meses. Las empresas de cadetes locales señalan que “son compañías extranjeras, no generan ningún tipo de inversión, se abusan de los trabajadores, juntan todo el dinero que pueden y se van”.

A su vez, desde este sector precisaron que las firmas de delivery locales tienen menos trabajo (alrededor de un 50 por ciento) desde el desembarco de estas compañías internacionales.






Comentarios