Un piquete complicaba este miércoles a la mañana el ingreso de los camiones a la planta de Bunge de Puerto San Martín. Los vecinos del barrio Cerana reclaman que la agroexportadora les compre sus viviendas, algo que quedó estipulado en un convenio.

Según el sitio SL24, los manifestantes se concentraron desde temprano sobre calles Belgrano y Moreno para impedir que los rodados de dicha empresa ingresen al complejo. "La transacción se dilata y no se realiza", expresaron los vecinos, cansados de esperar el cumplimiento de la cerealera.

Por este motivo, y ante la falta de información sobre el avance de la adquisición de las viviendas, decidieron esta medida de fuerza que complica a la empresa.

En la zona había un embotellamiento de camiones que aguardaban su acceso, estacionados sobre calle América.

Vale destacar que la lucha de los vecinos contra la cerealera lleva varios años de reclamo. Cuando parecían que había una solución en puerta, la compra de las viviendas no se efectiviza y se sigue extendiendo.