La pareja del presunto agresor declaró que Sergio Giglio los atacó mientras iban en el rodado con su hijo de 6 años.


El fiscal de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, confirmó este miércoles que el padre de un niño de 6 años fue identificado como el presunto agresor de Sergio Giglio, el joven que falleció tres días después de ingresar detenido por un supuesto robo a la Subcomisaría 21°.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) aseguró que fue el propio motociclista quien llamó al 911 para alertar sobre el episodio frente al Carrefour de Jorge Newbery y Circunvalación, donde encontraron mal herido al muchacho.

La pareja del sospechoso se presentó ante las autoridades y manifestó que Giglio se acercó a ellos cuando iban por la colectora y les hizo “un golpe con un objeto contundente”, el cual dio en la oreja de su hijo. Para probar su relato, la mujer aportó estudios realizados en el Policlínico San Martín, donde el niño recibió tres puntos de sutura.

Si bien el conductor del vehículo se puso a disposición de la Justicia, Spelta aclaró que la única instancia en la que podrá prestar testimonio será la audiencia imputativa correspondiente, aunque el fiscal pretende seguir reuniendo evidencia para definir si lo acusará formalmente.

Ante la hipótesis de que la policía hubiera sido responsable de la muerte por una golpiza en la seccional, el encargado de la causa ratificó que el joven presentaba graves golpes en la cabeza e incluso “una fractura en el orbital del ojo izquierdo que le produjo hemorragias intracraneanas”.

Al mismo tiempo, Spelta sostuvo que las lesiones ya habían sido diagnosticadas en el Hospital Eva Perón antes de que la policía se llevara a Giglio a la seccional, donde se descompensó a los 15 minutos de entrar y sufrió un paro cardiorrespiratorio. Respecto de la actuación de los médicos, indicó que el paciente estaba lúcido después de someterse a una tomografía computada y al cabo de unas horas dejaron que retirara “caminando” con la advertencia de que lo trajeran de nuevo “si tenía mareos o vómitos”. Según el preinforme de los autopsistas, no obstante, “las consecuencias de la fractura no se ven agravadas por el alta temprana”.




Comentarios