Desde Amsafe rechazaron esa alternativa y esperan que la Provincia haga una nueva oferta en la próxima reunión.


Ratificando sus propios dichos el día anterior y a tono con lo expuesto casi en simultáneo por su ministro de Hacienda, el gobernador Miguel Lifschitz confirmó que este lunes tenía previsto evaluar la posibilidad de implementar el aumento salarial por decreto para los gremios que negocian en paritarias con la Casa Gris.

“Lo vamos a analizar esta tarde”, marcó el dirigente socialista respecto de una de las alternativas para destrabar la negociación que involucra a empleados estatales, docentes y profesionales de la salud. De cara a la reunión con su gabinete, ratificó que no hay margen para una mejora en la oferta del 18% y descartó así la chance de convocar a los sindicatos a una nueva reunión.

Ante la consulta de El Litoral antes de viajar desde Coronda para inaugurar una planta en el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), Lifschitz advirtió: “Tenemos límites y lo hemos planteado; tenemos una propuesta superadora como nos habían pedido. Es lejos la mejor propuesta de la Argentina“.

En cuestión de horas, Amsafe fue el primer sindicato en oponerse a la salida por decreto de la negociación paritaria y pidió que las partes retomen el diálogo sobre una oferta mejor. La secretaria general del gremio, Sonia Alesso, afirmó al respecto: “Lo tomamos mal porque creemos la solución es discutir en una mesa salarial”.




Comentarios