Cristian Romero fue imputado por el asesinato de la joven y afirman que ambos habían tenido una relación de pareja.


La Justicia santafesina ordenó mantener bajo prisión preventiva al presunto femicida de Berabevú. La resolución se dio a conocer este lunes tras la audiencia sobre el asesinato de Julieta Del Pino y los fiscales plantearon que el acusado la golpeó y la ahorcó luego de interceptarla mientras volvía a su casa después de trabajar.

A diferencia de lo que dijo Fabiana Morón sobre su hija y el lazo con el supuesto autor del crimen, los funcionarios a cargo de la investigación plantearon en esta instancia que Cristian Romero había mantenido una relación de pareja con la muchacha de 19 años. Bajo esta premisa lo consideran autor de homicidio agravado por el vínculo y por ser cometido en un contexto de violencia de género.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) afirman que el joven de 28 años abordó a la víctima alrededor de las 23.30 cerca de Simón de Iriondo y el pasaje Padre Galeano. Iba a bordo de un automóvil y la llevó desde allí hasta Güemes al 300. “Una vez que estuvieron en la vivienda, el imputado la golpeó y le causó múltiples hematomas en el rostro. Luego la estranguló con sus manos y le causó la muerte por asfixia“, precisaron.

Aunque no hubo referencia explícita sobre la participación de cómplices, los fiscales Matías Merlo y Susana Pepino aseguraron que la investigación sigue abierta. En tanto, afirmaron que Romero arrastró el cadáver de Julieta hasta el fondo de la casa para esconderlo. Allí lo tiró a un pozo, arrojó cal, tierra y lo tapó con una loza de cemento y un tanque de agua”.

El acusado estuvo alojado en la Alcaidía de Melincué, lindera con los Tribunales donde se llevó a cabo la audiencia, y estuvo conectado por videoconferencia a la sala mientras se realizaba una protesta en la calle. Finalmente, la jueza Silvina Marinucci resolvió que el detenido permanezca tras las rejas mientras continúa la pesquisa.




Comentarios