Habrá más agentes policiales que estarán conectados al 911 para agilizar la respuesta ante arrebatos y salideras.


El agravamiento de la crisis económica, producto de la enorme duración de la cuarentena, provocó un incremento en los robos, salideras y arrebatos, fundamentalmente en el centro de Rosario. Así lo percibieron desde el Ministerio de Seguridad provincial, desde donde pusieron en marcha un plan especial para hacerle frente.

Este martes por la tarde fue lanzado el operativo contra “delitos predatorios” en Corrientes y Córdoba. El mismo funcionará en horario comercial y consistirá en un refuerzo policial que estará muy pendiente de los llamados al 911 y denuncias de ilícitos en el momento, con el fin de actuar rápidamente.

“La retracción económica y la mayor desigualdad generada por la pandemia favorece un contexto de más robos y arrebatos que ya estamos registrando”, señaló en la presentación el secretario de Seguridad Pública, Germán Montenegro.

“Este operativo se basa en la agilidad, en el despliegue de personal reforzado con elementos que circulan en toda la zona comercial y que trabajan sobre el análisis de los llamados al 911”, planteó Montenegro y agregó que el trabajo policial será especialmente intenso “en momentos de mucha concentración de gente”.




Comentarios