Buscan evitar la saturación de pasajeros que se da en horarios y líneas puntuales como forma de prevención del coronavirus


Aunque En Rosario no hay circulación comunitaria de coronavoris, la alerta ante la poibilidad de un recrudecimiento de los casos sigue activa y uno de los focos de contagio es el trnsporte urbano. El tiempos donde se limitó el uso de los colectivos y los trenes solo para el personal esencial en Capital Federal y Gran Buenos Aires, el intendente Pablo javkin conifmró que monitorean la capacidad de las unidades.

Cada chofer tiene un botón de coche lleno, y eso nos permite reforzar los servicios en función de la cantidad de usaurios de cada línea”, indicó el jefe comunal de Rosario sobre la alarma que han encendido usuarios del transporte urbano de pasajeros en torno a la cantidad de gente que se sube a los micros urbanos.

Javkin insistió en “privilegiar el uso de los colectivos para el trabajo esencial” y no descartó “ponerle un límite”.

“El plan es continuar trabajando con refuerzos o ponerle un límite”, respondió el intendente sobre la posibilidad de establecer un cepo en el caso de que no se puedan contrarrestar los picos que redundan en una saturación de pasajeros dentro de las unidades.

En la ciudad siguen sin identificarse casos de contagio comunitario, aunque las autoridades sanitarias temes un recrudecimiento de los focos.




Comentarios