Marcos Fabrizio Planka tenía 18 años y fue acribillado cerca de la escena de un presunto homicidio narco.


Un chico de 18 años fue asesinado a balazos este domingo en la zona sur rosarina. El episodio ocurrió cerca del sitio donde unas 30 horas antes mataron a la madre de Lucas “Berraco” Espinoza, acusado como tirador de una banda ligada a “Los Monos”.

El ataque se registró alrededor de las 2.15 en una casa situada en Biedma al 100 bis. La vivienda en el barrio La Bajada está a cinco cuadras de la casa de Mariana Valeria Espinoza. La mujer de 42 años fue acribillada el viernes a la noche, aunque formalmente no trascendieron datos que conecten ambos episodios.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación confirmaron que Marcos Fabrizio Planka había sufrido cinco heridas de arma de fuego en la espalda, cráneo y sus brazos. Todos los proyectiles lo alcanzaron desde atrás y en el lugar se hallaron nueve vainas servidas calibre 11.25 y 9 milímetros.

La pesquisa sobre el homicidio quedó en manos del fiscal Luis Schiappa Pietra, también a cargo de esclarecer el asesinato anterior. El cuerpo del joven fue trasladado al Instituto Médico Legal (IML) para realizar la autopsia, mientras que gabinete de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) empezó a trabajar en la zona para buscar testigos y relevar la presencia de cámaras de seguridad.




Comentarios