Así lo revela el informe del Tribunal de Cuentas tras auditar los números del municipio. Además, hay 15.000 empleados públicos entre los del Ejecutivo y los de organismos descentralizados.


La gestión de Mónica Fein dejó un pasivo de $6.500 millones y un déficit de $5.200 millones, cifras que superan ampliamente lo inicialmente proyectado. Entre empleados municipales y de organismos descentralizados, hay más de 15 mil empleados.

Los números surgen del informe que hizo el Tribunal Municipal de Cuentas tras la auditoría pedida por la propia Fein al dejar la gestión municipal. En el mismo se destacan que los gastos de la administración municipal se incrementaron 47,23% en 2019 respecto a 2018, mientras que los de los organismos descentralizados subieron 20,5% y los de instituciones de seguridad social 35,24%.

Se habían calculado $24.000 millones de recursos, pero se gastaron $6.700 millones más. Además se dejó un déficit de $5.265 millones y un pasivo de $6.533 millones, el cual incluye deudas liquidadas, uso de créditos y saldos acreedores bancarios.

Otro dato elocuente del mal manejo de las finanzas públicas aparece en los organismos descentralizados, todos con números negativos: el autódromo con – $153,5 millones, la Terminal de Ómnibus de Rosario – $68,2 millones, la costanera – $141,2 millones, Ente de la Movilidad – $518 millones y el hipódromo – $137 millones.

Por otro lado, se pasó en limpio la gran cantidad de empleados públicos. El Ejecutivo quedó con 12126, de los cuales 207 no cobraban; el Concejo Municipal 673 y los organismos descentralizados 2761. En el desglose de los trabajadores del Ejecutivo, figuran: 5172 para el área de salud, 1186 cultura, 1081 Secretaría General, 1019 ambiente, 816 control y 800 desarrollo social.

En los entes descentralizados el sistema Movi requiere de 800 empleados, la costanera de 109 y el hipódromo de 104.




Comentarios