Luego del desastre del viernes, las autoridades tomaron nota y hay un mayor orden en los alrededores de las sucursales bancarias.


Las autoridades políticas, bancarias y sindicales parecen haber tomado nota del absoluto desastre que ocasionaron con la reapertura de bancos para pagar a jubilados y beneficiarios de planes sociales. Este sábado todo estaba más organizado, y en las puertas de las sucursales se colocaron sillas, para que los ancianos esperen cómodos y respetando la distancia que impone el aislamiento. Además el municipio distribuye alcohol en gel y hasta té caliente para combatir el fresco.

Como era de esperarse desde las primeras horas de la madrugada empezaron a juntarse jubilados en la mayoría de los bancos. Uno de los más concurridos es el Piano de San Lorenzo y Mitre, que abrió a las 9, una hora antes de lo estipulado, para acelerar la atención. Además, se cortó el tránsito en San Lorenzo y Mitre y en Sarmiento y San Lorenzo.

Esta vez primó el orden y la coherencia, porque no se vio gran amontonamiento, más allá de que mucha gente se acercó a la zona bancaria rosarina. Cabe recordar que en la jornada de este sábado solo se pagan jubilaciones y pensiones no contributivas de documentos terminados en 0 y 1. El resto NO debe acercarse a los bancos bajo ninguna circunstancia.

La atención será hasta las 17, en tanto el domingo se volverán a abrir las puertas para atender a las personas cuyo documento finaliza en 2 y 3.




Comentarios