La Municipalidad de Rosario lanzó este martes una línea de créditos por 1.000 millones de pesos a tasa subsidiada destinada a micro, pequeñas y medianas empresas y a taxistas para afrontar el pago de salarios y el descuento de cheques.

Los préstamos a pagar en 24 meses tendrán un interés máximo de 24% por año y se gestionarán a través del Banco Municipal.

El anuncio lo realizó por videoconferencia el intendente Pablo Javkin, quien aseguró que la prioridad "es la salud, pero hay otra prioridad que no es menor que es cuidar el trabajo".

Por otra parte, el dirigente del Frente Progresista anunció que el Ejecutivo no cobrará intereses por mora en lo que respecta a la Tasa General de Inmuebles (TGI) y el Derecho de Registro e Inspección (Drei).

"Queremos estar cerca de nuestras empresas en este momento en particular y defender el trabajo de la ciudad", dijo el jefe del Palacio de los Leones.

En lo que respecta a las pyme, la línea de financiación estará destinada al pago de sueldos y de capital de trabajo, así como el descuento de cheques.

Las empresas que lo soliciten deben tener cuenta en el Banco Municipal y los créditos se extienden en 24 meses. Las cuotas se pueden empezar a pagar hasta tres meses después de la solicitud.

En el caso de los propietarios de taxis, una de las actividades afectadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, los créditos serán destinados a cubrir salarios de choferes, gastos de mantenimiento de vehículos, combustible y cobertura de cheques diferidos.

Esta línea posee las mismas características que la de los comercios, pero con el plazo de gracia para afrontar la primera cuota es de de 60 días.