Ya trabajan en un protocolo específico en caso de que halla un fallecido por coronavirus.


Las casas fúnebres rosarinas suspendieron los velorios y trasladan a los fallecidos directamente al cementerio o al crematorio, tras la adecuación a la cuarentena obligatoria.

Este nuevo protocolo entró en vigencia este viernes, tras la orden nacional que impide efectuar velorios en cocherías y domicilios para evitar las grandes aglomeraciones de personas. Lo que están haciendo las empresas es llevar los cuerpos del hospital o sanatorio a los cementerios.

Además, el horario de atención de estos servicios se redujo de 6 a 21. Por su parte los cementerios La Piedad y El Salvador siguen trabajando con normalidad, pero los privados restringieron horarios de inhumaciones y en algunos casos solo entierran por la mañana.

Por otro lado, ya es está trabajando en un protocolo específico en caso de que fallezca una persona a causa de coronavirus. Lo que se hace es colocar el cuerpo en una bolsa y luego sellar el ataúd, sin pasar por la cochería.




Comentarios