Uno de ellos había ingresado días atrás al país, tras visitar el continente asiático, y atendía al público normalmente.


La Municipalidad de San Lorenzo armó un operativo especial en un supermercado en cual se escondían personas de nacionalidad china que habían regresado de aquel país, y que no estaban cumpliendo con el protocolo de cuarentena exigido por las autoridades sanitarias.

La Secretaría de Salud municipal recibió un llamado que advertía sobre la presencia en el supermercado “La Rosa” de personas que habían vuelto de un viaje a China hace pocos días y habían comenzado a trabajar en el comercio inmediatamente, según publicó SL24.

Ante la advertencia, personal de Higiene y Seguridad Alimentaria llegó al lugar y corroboró que una mujer había regresado el pasado 5 de marzo a San Lorenzo, tras un viaje al país asiático, donde inició el coronavirus. Pese a que ella estaba aislada, no seguía la misma rutina su marido, que trabajaba normalmente pese a su relación de proximidad y de haber ingresado al país 48 horas atrás.

Por eso se determinó que el hombre también se pusiera en cuarentena y que fuera reemplazado en sus funciones. Además, la pareja será seguida de cerca por el área de salud. Por el momento, ninguno tuvo síntomas de coronavirus.




Comentarios