La empresa química se encuentra paralizada luego de la abrupta decisión de la patronal. El viernes habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo.


Nuevamente volvió el conflicto en la planta de productos químicos (IDM) ubicada en la ciudad de San Lorenzo, en este caso por el despido de unos seis trabajadores. Se decretó una huelga.

Los despidos se produjeron en los últimos días, y desde entonces los operarios se plantaron en la puerta de la fábrica a modo de protesta, con el apoyo del gremio químico de Rosario que los agrupa.

Protesta de trabajadores de IDM San Lorenzo. (Diario Síntesis)

En rigor, la empresa se encuentra paralizada y como punto de encuentro de soluciones se espera un cónclave este próximo viernes a las 10.30 en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo provincial.

“Pedimos la reincorporación inmediata de los trabajadores”, dijo Rubén Caroselli, secretario general del gremio Químico de Rosario. Según el gremialista, la firma “no solo echó a los trabajadores sino que tampoco reconoce los pagos correspondientes por despido”.

Medida de fuerza con quema de cubiertas en el ingreso a la planta IDM.

En ese sentido, IDM ofreció pagar un 50% de la indemnización, “cuando hoy rige el pago de doble indemnización”, explicó el gremialista quien insistió en la reincorporación de los trabajadores.

Cabe recordar que la firma estaba acogida a un concurso preventivo de crisis hasta el 31 de diciembre pasado. “Pasada esa fecha aprovecharon para mandar los telegramas, una insensibilidad manifiesta en este comienzo de año”, consideró el dirigente gremial.

Por lo pronto, los trabajadores seguirán apostados en la puerta de la fábrica y la fábrica seguirá paralizada al menos hasta el viernes.




Comentarios