Dylan y Zaira habían quedado al cuidado de su abuela desde la muerte de Joana Galarza.


Dos hermanitos que perdieron a su madre por femicidio se convirtieron en los primeros beneficiarios de una pensión correspondiente a la Ley Brisa en Rosario. La historia que comenzó con la muerte de Johana Galarza se dio a conocer este lunes después de cuatro años y un conflicto legal de por medio.

El problema que se suscitó tras la condena a la pareja de la muchacha en 2017 estaba vinculado a la calificación legal del hecho. Si bien se reconocía el contexto de violencia de género, la resolución no permitía aplicar la normativa reglamentada el año pasado a nivel nacional.

Mientras tanto, Dylan (8) y Zaira (7) estaban al cuidado de su abuela Rosa, quien contó con la ayuda providencial de un músico de la ciudad. Ezequiel Salanitro es docente en la escuela a la que asiste el nene y decidió colaborar para que el Estado interviniera a favor de la familia.

En diálogo con Canal 3, el integrante del trío Los Bardos confirmó que los trámites legales ante el Ministerio de Desarrollo Social llegaron a buen puerto. De esta manera, los chicos recibirán el equivalente a una jubilación mínima por mes hasta cumplir 21 años.

“Choza” Salanitro se mostró feliz por haber dado una mano, pero advirtió que la cuestión va más allá de este caso. “Mientras más se difunda, más personas tendran acceso a la Ley Brisa”, señaló.




Comentarios