La caída en las ventas y la presión impositiva, las principales causas de la crisis del sector comercial.


En los últimos meses cerraron alrededor de mil locales comerciales en el Gran Rosario, de acuerdo a un relevamiento de corredores inmobiliarios de la región. La caída en las ventas y la presión impositiva, las principales causas.

“Está frenada la actividad de alquileres comerciales porque hace un tiempo que no abren locales nuevos, mientras que otros en actividad cierran y rescinden los contratos”, indicó la martillera pública Mirta Peiten y consignó SL24. Agregó que esta cifra abarca desde Capitán Bermúdez a Puerto San Martín.

Entre los rubros más afectados figura el de indumentaria, uno de los que más debe competir fuertemente con las compras online. “Hoy, muchos propietarios alquilan a personas amigas para que al menos les paguen los costos, los impuestos”, señaló y agregó que en algunos casos hubo bajas del 30% en los valores ante la escasa demanda.






Comentarios