Manuel Cornejo representa a la UTA y argumentó además que las conductoras tienen "mayor nivel de ausentismo".


La ausencia de conductoras al volante en el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) generó este miércoles múltiples críticas hacia el secretario general del gremio rosarino, Manuel Cornejo, quien comentó al respecto: “El organismo no está preparado para ciertas cosas como por ejemplo manejar un colectivo o un camión”.

“Esto es un pensamiento mío nada más sin oponerme. No tenemos ningún problema en que lo hagan, es un trabajador más“, aclaró el titular local de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Desde ese punto de vista personal, manifestó que “el físico” femenino “es más débil que el del hombre” y remarcó que su argumento “no atrasa”.

Al margen de la medida que interrumpirá la circulación en la ciudad tanto el 25 como el 29 de mayo, el referente del sindicato señaló en un reportaje con LT8: “El colectivo tiene un chasis de camión. Todo repercute: las vibraciones, los pozos, los golpes. Nos jubilamos a los 55 años por eso, no porque sí”.

Cornejo también aludió a “las cuestiones de la maternidad” como factor negativo, aunque al mismo tiempo rescató el antecedente de la firma Victoria, una empresa dependiente de Tirsa que supo tener un plantel 100% femenino. No obstante, sostuvo que “la mujer tiene mayor nivel de ausentismo” y que no considera que puedan participar “masivamente” en la actividad.

Con minutos de diferencia, diferentes voces del arco político rosarino salieron a rechazar las declaraciones. La concejala radical María Eugenia Schmuck planteó que “es un claro retroceso en relación a los derechos conquistados”. Su colega del PRO Renata Ghilotti, en tanto, consideró que el titular de la UTA “debería conducir el gremio en pos de la igualdad entre sus afiliados”. Lo mismo planteó el referente del Frente de Izquierda Octavio Crivaro, quien apuntó en tono irónico a “los dirigentes sindicales y esa costumbre de ir a la vanguardia del pensamiento universal”.






Comentarios